lunes, 30 de enero de 2017

TOHT EN EL TEMPLO


Dios egipcio ligado a los jeroglíficos que manejaban los sacerdotes iniciados y escritores, que eran capaces de conocer la intimidad del misterio y verterlo en el lenguaje que los sabios habían creado con ese fin.
Su apariencia es la de un ser humano con cabeza de pájaro, concretamente de ibis, mítico en la tierra de Egipto. Se ha dicho que el flamenco –ibis– es una encarnación del ave Fénix tradicional que renace permanentemente de sus propias cenizas, significando el perenne mensaje de la Ciencia Sagrada que se encarna y se expresa por medio de las enseñanzas de esa entidad misteriosa llamada Thot.
Ibis. Figura en bronce Museo Británico, Londres

2. Es el Hermes egipcio, el escriba divino, autor de los mensajes y de la contabilidad del imperio. Personificado como un hombre con cabeza de ibis, suele llevar en sus manos las tablillas o el material para escribir. Dios intermediario por excelencia registra y recuerda las órdenes divinas. Es no sólo el inventor de la escritura sino asimismo el de los calendarios, y de todo lo relacionado con las ciencias y lo intelectual inclusive de los juegos de fichas y dados. Por tales conocimientos es considerado un mago y capaz de actuar como tal. Recordemos que es el inventor nada menos que del lenguaje, y sus funciones son tan elevadas como lo son sus atributos y características. → Hermes-Mercurio → Dioses.
Thoth-Hermes. J. F. Champollion, Panthéon Égyptien, 1823.

Soy Thot, el escriba excelente, de manos puras, señor de pureza, que expulsa el mal, que escribe lo que es exacto, cuya abominación es la falsedad, cuyo cálamo protege al Señor del Universo, señor de las leyes, que da voz a los escritos, cuyas palabras han reorganizado las Dos Orillas.
Soy el señor de la exactitud, testigo imparcial de los dioses, que pone aparte la palabra a fin de que permanezca, que hace proclamar justo a aquel cuya voz es ahogada. He apartado las tinieblas, he disipado el huracán, he dado la dulce brisa del viento del norte a Osiris Unnefer, como cuando salió del seno de la que lo trajo al mundo. Hago que Ra repose como Osiris y que Osiris repose como Ra; hago que él penetre en la caverna misteriosa para hacer que reviva el corazón de Aquel cuyo corazón ya no late, el alma santa en el Occidente. (El Libro de los Muertos de los antiguos egipcios, cap. 182).
3. Thot es también el dios creador, por su palabra, en Hermópolis y generador de este modo de ocho dioses primordiales con cabezas de serpientes (las mujeres) y de ranas (los hombres). La primera pareja representa el agua primordial, la segunda el espacio increado (el vacío), la tercera la oscuridad y la cuarta la vida universal. Regía sobre la iniciación y era asimilado a la inteligencia cósmica.
4. Es igualmente asociado a la luna que ilumina en la noche tal como el sol en el día y muchas veces lleva su emblema sobre la cabeza, el disco de este astro en creciente. Es importante destacar la enorme importancia de este dios en todos los tiempos y lugares de Egipto, así Hermópolis, Heliópolis, o Memphis. Se le atribuye a la salida del Sol (Este) como su origen.
::::::::::::::
A mí, además, me recuerda:
 
Ntra. Sra. de la Estrella, catedral de Tortosa
 
detalle cetro solar-creciente
 

_____________

JMMA .·.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada